«Aunque haya prometido una cancha de fútbol profesional al barrio de enfrente, ella vive sola, como viven los genios… aislados. Ayer la llamé y mientras marcaba su número celular me temblaban las manos. Cuando me atendió no se imaginó que era yo y se pegó flor de sorpresa. A mí me gustó que ella reaccione de esa manera porque me hizo sentir una chica importante. Me hizo creer que yo era su regalo sorpresa y que llegaba a través de kilómetros y kilómetros de cable mi voz, fusionada con una música pegadiza de fondo que provenía de la radio y que juntas, mi voz y la radio, éramos una serenata. Yo fui conciente de que llamarla representaba una especie de declaración de amor, aunque mi corazón aún no sabía lo que sentía».

 

Dame pelota - Dalia Rosetti

$970
Sin stock
Dame pelota - Dalia Rosetti $970

«Aunque haya prometido una cancha de fútbol profesional al barrio de enfrente, ella vive sola, como viven los genios… aislados. Ayer la llamé y mientras marcaba su número celular me temblaban las manos. Cuando me atendió no se imaginó que era yo y se pegó flor de sorpresa. A mí me gustó que ella reaccione de esa manera porque me hizo sentir una chica importante. Me hizo creer que yo era su regalo sorpresa y que llegaba a través de kilómetros y kilómetros de cable mi voz, fusionada con una música pegadiza de fondo que provenía de la radio y que juntas, mi voz y la radio, éramos una serenata. Yo fui conciente de que llamarla representaba una especie de declaración de amor, aunque mi corazón aún no sabía lo que sentía».