Abrir la puerta de un libro de poemas, y más aún de una antología, es como espiar el infinito, un torrente de imágenes, sonidos y sentidos cuyo alcance siempre excede los miles de significados que podamos darles. No voy a enfocarme en la actitud con que cada poeta tiñe el sentido último de su poesía, su universo único, su modo exclusivo de tocar el misterio con la alquimia de sus versos, sino que voy a tomar el conjunto de estes 15 poetas como un coro, una sola voz con sus matices y modulaciones, sujeto plural que hace la poesía de una época. Una lectura de dimensión histórica que considera las circunstancias que les poetas comparten y que se vuelven palabra en los poemas, entretejidos con la sustancia misma de la vida. En ese sentido, encuentro esta antología empapada por la ola feminista. La ola arrasa, revuelca, salpica. Ni un grano de arena, ni una letra permanecen ya en su antiguo lugar. Se revisan las prácticas, los modos, la distribución de todo. Se transforma el lenguaje, los pensamientos, los hechos, la mirada que desoculta. Roberta Iannamico.

Les poetas - AA.VV. (antología)

$700
Les poetas - AA.VV. (antología) $700
Entregas para el CP:

Medios de envío

Abrir la puerta de un libro de poemas, y más aún de una antología, es como espiar el infinito, un torrente de imágenes, sonidos y sentidos cuyo alcance siempre excede los miles de significados que podamos darles. No voy a enfocarme en la actitud con que cada poeta tiñe el sentido último de su poesía, su universo único, su modo exclusivo de tocar el misterio con la alquimia de sus versos, sino que voy a tomar el conjunto de estes 15 poetas como un coro, una sola voz con sus matices y modulaciones, sujeto plural que hace la poesía de una época. Una lectura de dimensión histórica que considera las circunstancias que les poetas comparten y que se vuelven palabra en los poemas, entretejidos con la sustancia misma de la vida. En ese sentido, encuentro esta antología empapada por la ola feminista. La ola arrasa, revuelca, salpica. Ni un grano de arena, ni una letra permanecen ya en su antiguo lugar. Se revisan las prácticas, los modos, la distribución de todo. Se transforma el lenguaje, los pensamientos, los hechos, la mirada que desoculta. Roberta Iannamico.